Relaciones

La nueva masculinidad

la-nueva-masculinidad

Mientras las mujeres luchamos, con más o menos fuerza, por ser vistas, reconocidas y respetadas como miembros funcionales de esta sociedad, la manera en que vemos y reconocemos la masculinidad también cambia.

Este 19 de noviembre es el “Día Internacional del Hombre” y tal vez no es malo celebrarlo, en especial si parte de esa conmemoración incluye una reflexión sobre los nuevos modelos a seguir que están apareciendo en este nuevo mundo.

¿Qué es “ser un hombre” hoy en día?

Igual que preguntarse “qué es ser mujer”, no es algo fácil de responder. Pero hay algunas ideas. Hasta hace un tiempo el ideal de hombre era alguien fuerte, valiente, caballeroso y, obvio, que no llore. Pero hoy tenemos nuevos ejemplos, con individuos sensibles, socialmente conscientes, y que buscan un espacio en donde puedan expresarse, desde sus sentimientos, hasta su forma de vestir.

La verdad es que siempre ha habido este tipo de hombres, pero tal vez eran menos, o no tan visibles como hoy. Escondidos o humillados por otras partes mayoritarias de la sociedad que no los veían como gente “normal”.

Afortunadamente, hoy hay niños que se visten de princesas sin miedos o vergüenza (¡y padres que los apoyan y cuidan!).

Hay marcas de maquillaje con embajadores masculinos.

Hay padres de familia que gozan cocinando y decorando tortas de cumpleaños para sus hijos (¡famosos, además!). 

Hay estrellas de rock que luchan contra trastornos alimenticios (los problemas de autoimagen claramente no son sólo femeninos).

Hay hasta futbolistas que usan cartera.

Y mil ejemplos más de hombres que hacen y pasan por cosas que antes eran “de mujeres”. Algunos de ellos son gay, otros heterosexuales, se pueden definir como ellos elijan, pero eso no es lo que importa. Lo relevante es que son ejemplo de la nueva masculinidad. Donde está permitido sentir, explorar, querer, ser feliz.

Este tipo de hombres, que vemos cada vez más, sólo reafirman la noción de que hombres y mujeres somos “iguales” –queremos, sentimos y padecemos de formas parecidas– y, finalmente, lo que más nos separa son los roles de género que hemos construido e impuesto con el tiempo.

Creo firmemente que un niño tiene el derecho de crecer jugando con camiones o muñecas (y todas las otras metáforas del estilo), igual que las niñas. Que deben saber que si se sienten tristes pueden llorar. Que, si sienten miedo o incomodidad ante una situación, pueden buscar ayuda, y no están obligados a “ser fuertes” o “arreglárselas” sólo porque son hombres.

Por todo eso, también creo que como sociedad tenemos la obligación de ayudar a esos niños y hombres, sin enjuiciarlos por buscar apoyo. Tenemos que acoger y enseñar, aunque a veces nos cueste, porque aún nos estamos adaptando a esta “nueva masculinidad”, en especial las generaciones más antiguas.

Entonces: ¡Feliz Día Internacional del Hombre!

Conmemorémoslo haciendo honra a su objetivo:

“(…) resaltar el rol positivo y las contribuciones que los varones hacen diariamente tanto a su comunidad como a la sociedad; promover la igualdad de género y celebrar la (nueva) masculinidad”.

Share:

Javiera Muñoz

Me llamo Javiera, me pagan por escribir y eso está bien. Tuve la suerte de hacer radio mucho tiempo (en Play Fm, si les parece importante) y, aunque tal vez obvio, no puedo vivir sin música. Pero también me parece vital el pan con queso y una buena serie. Siempre estoy dispuesta a leer o escuchar historias interesantes, noticiosas, científicas, extrañas, feministas, de justicia social, y mil temas más. Amo a mi mascota.

Queremos saber qué opinas

Your email address will not be published. Required fields are marked *